Creatina ¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve?

La creatina es una sustancia que podemos encontrar en forma natural en el cuerpo, principalmente en el tejido muscular. El cuerpo la sintetiza y también se puede obtener de algunos alimentos. Los pescados y las carnes son buenas fuentes de creatina. La creatina también se puede sintetizar en laboratorio.

La creatina se utiliza comúnmente para mejorar el rendimiento físico y para aumentar la masa muscular en los atletas y los adultos mayores.
Hay algunas pruebas científicas, que apoyan el uso de la creatina para mejorar el rendimiento deportivo de la gente joven y sana en los breves momentos de actividad de alta intensidad.
El amplio uso de la creatina entre los atletas profesionales y aficionados ha sido reconocido por atletas reconocidos como Mark McGuire, Sammy Sosa y John Elway. Después de que se demostró que las soluciones de carbohidratos aumentan aún más los niveles de creatina en los músculos, las bebidas deportivas con creatina se hicieron muy populares.

El uso de la creatina está permitido por el Comité Olímpico Internacional, la Asociación Nacional de Atletismo Colegial (NCAA) y por los deportes profesionales. Sin embargo, la NCAA no permite dar a los estudiantes de los colegios y universidades creatina comprada con fondos escolares. Está permitido para los estudiantes comprar creatina por su cuenta y la NCAA no tiene planes para prohibir la creatina a menos que la evidencia médica demuestre que es perjudicial. Con los métodos actuales de análisis, no es posible detectar el uso de suplementos de creatina.
Además de mejorar el rendimiento deportivo, la creatina se utiliza para la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF), la depresión, el trastorno bipolar, la enfermedad de Parkinson, las enfermedades de los músculos y los nervios, un trastorno ocular llamado atrofia girata y para el colesterol alto. También se usa para retardar el empeoramiento de la esclerosis amiotrófica lateral (ALS, la enfermedad de Lou Gehrig), la artritis reumática, la enfermedad de McArdle y para muchas distrofias musculares.

Usos de la creatina.
Mejorar el rendimiento deportivo de la gente joven y sana en los breves momentos de actividad de alta intensidad. Muchos factores parecen afectar la eficacia de la creatina, incluyendo el estado físico y la edad de la persona que la utiliza, el tipo de deporte y la dosis. La creatina no parece mejorar el rendimiento durante los ejercicios aeróbicos o beneficiar a las personas de más edad. Además, la creatina no parece aumentar la resistencia o mejorar el rendimiento en los atletas altamente entrenados. Hay cierta evidencia de que una “dosis de carga” de creatina, usando 20 gramos diarios por 5 días, puede ser más eficaz que el uso continuo de ella.
La enfermedad de Parkinson.
La creatina podría retardar el empeoramiento de algunos síntomas en las personas con principios de la enfermedad de Parkinson.
Aumentar la fuerza y la resistencia en las personas con insuficiencia cardiaca.
Aumentar la fuerza en las personas con enfermedades musculares como la distrofia muscular.
Retardar la pérdida de visión en una enfermedad ocular llamada atrofia girata.
Mejorar los síntomas de una enfermedad muscular llamada enfermad de McArdle. Hay cierta evidencia que indica que el tomar grandes dosis de creatina diarias puede aumentar la capacidad para hacer ejercicio y disminuir el dolor muscular asociado con el ejercicio en algunos de los pacientes con la enfermedad de McArdle.
Las enfermedades musculares como la polimiositis y dermatomiositis. Estudios preliminares sugieren que el tomar creatina podría producir pequeñas mejorías en la fuerza muscular en las personas con esta aflicción.
El colesterol alto.
La enfermedad de Huntington.
La depresión.
El trastorno bipolar.

Como funciona.
La creatina está involucrada en la generación de la energía que necesitan los músculos para su funcionamiento.
Al parecer, los vegetarianos y las personas que tienen niveles más bajos de creatina, obtienen un mayor beneficio cuando empiezan a tomar suplementos de creatina que las personas que empiezan con un nivel más alto de creatina. Los músculos esqueléticos solo pueden almacenar una determinada cantidad de creatina; añadiendo más no eleva más los niveles.. Este “punto de saturación” generalmente se alcanza dentro de los primeros días de tomar una “dosis de carga.”

×

Hola!

Inicie chat por WhatsApp o envie un email a hola@leopoldorascon.com

×